EL MUNDO DE LA LATA   

Web dirigida al sector metalgráfico

  Principal    Quienes somos   Contactar


Lázaro Spallanzani


 

 

 

Cualquiera que hoy día conozca una fabrica moderna de conservas ó de producción de envases metálicos se preguntará que tiene que ver  con esta industria un clérigo del siglo de las luces, profesor de filosofía y de griego. Para que un árbol frondoso alcance su plenitud, antes hay que empezar plantando en la tierra la simiente. Los gérmenes de la industria metalgráfica se remonta al siglo XVIII y una de sus semillas fue Lazzaro Spallanzani.

 

Nació en Scadiano (Reggio Emilia) en Italia el 12 de Enero del 1729. Estudió en el Colegio de los Jesuitas de Reggio instruyéndose en retórica y filosofía. Su padre lo envió  a Bolonia con la intención de que estudiara jurisprudencia pero pronto la abandonó por la filosofia naturista influenciado por su  primo Laura Bassi que era profesor de física de esa Universidad además de miembro de la curia romana.

 

En 1757 ya está de nuevo en Reggio ejerciendo como profesor de física, matemáticas y griego en su Universidad. En el 1762 se ordena sacerdote. Se traslada  a Pavia en 1768 contratado como  catedrático de historia natural y director de su museo de ciencias naturales que amplia y mejora. Desde allí viaja por Turquía, el Mediterráneo y Europa oriental en expediciones  científicas,  especializándose poco  a poco en biología. Sus estudios se van conociendo en ambientes académicos y científicos de la época, alcanzando fama y prestigio, siendo nombrado miembro de academias y sociedades científicas  de media Europa incluyendo la Universidad de París, la mas adelantada del momento.

 

Muere en Pavia el 12 de Febrero de 1799. Fue un hombre tenaz y trabajador, impetuoso y enérgico, egocéntrico y ávido de fama que aportó múltiples conocimientos a la humanidad. Pero ¿qué descubrimientos fueron estos? :

 

-         1761: Pone en cuestión la teoría admitida por los científicos naturalistas del momento  sobre  la “generación espontánea” de  los microorganismos. Demuestra con el uso del microscopio que son de naturaleza “animal”, están en el aire,  nacen,  crecen y se reproducen.

 

-         1767: En la misma línea de investigación, comprueba que estos microorganismos se eliminan por el calor. Hirviendo un caldo de cultivo en un recipiente y cerrándolo herméticamente constata que no se desarrollan microbios.  La semilla de la conserva  estaba echada. Luis Pasteur continuaría esta línea de indagación.

 

-         1768: Estudia la “regeneración” de los órganos en ciertos animales. La recuperación de miembros perdidos  por amputación en las salamandras, anfibios y lombrices quedan de manifiesto.

 

-         1780: Investiga la fecundación de los animales, desarrollando mas tarde la inseminación artificial.

 

Todo un catalogo de actuaciones en diferentes campos, típico de la polivalencia de los investigadores de la época. Su gran aportación para la futura industria metalgrafica fue descubrir la relación entre la acción de  “microorganismos”, calor y recipientes cerrados. Se había puesto en nuestro edificio una importante piedra oculta en los cimientos.

                                                                 

Volver